miércoles, 25 de marzo de 2015

Con las manos en la masa

Los martes por la tarde la cocina se convierte en una pastelería, con un olor de lo más sugerente. Los participantes aprendemos a realizar postres riquísimos, trabajando en equipo. Después nos comemos lo que hemos hecho: bizcochos, helados, cremas, fondue de chocolate,...

El miércoles es día de atrevernos con un plato contundente que lleva todo lo necesario para una buena alimentación. Lo primero que hacemos es repartir las tareas:  la compra con la lista de productos para evitar compras compulsivas, preparar los utensilios de cocina, y leer la receta.

Con las manos bien limpias cerramos las puertas de la cocina para que no salga el olor y encendemos la campana extractora. Un grupo se dedica a cortar, pelar, empanar, siempre con la mirada del monitor que nos enseña cómo hacerlo para evitar disgustos. Después a cocinar. Es genial ver las caras de satisfacción mientras se hace la comida. Mientras a otro grupo le toca limpiar los utensilios utilizados.

Y por fin llega lo mejor: colocar la mesa y disfrutar de una excelente comida. ¡Salud y buen provecho!

Algunos todavía creen que las personas con enfermedad mental no podemos realizar ningún trabajo y que siempre estamos en nuestro mundo. Pues bien, a esas personas les quiero decir que podemos igual que cualquiera.


Post by Pedro G.

2 comentarios:

  1. Muy buenas compañe@s!!! no sabeis la envidia que me daís, lo que me acuerdo de tod@s y de ese toque especial que teneis para la cocina (también me acuerdo de todas esas comidas y postres que hemos compartido) .
    Seguid currando con esa voluntad que os caracteriza.
    Un beso muy fuerte desde Ecuador y nos vemos pronto.

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Alberto! Qué alegría leerte. Esperamos que todo te vaya muy bien por allá, y ¡mucha suerte!

      Eliminar