lunes, 24 de agosto de 2015

Un niño de 41 años con memoria

Hola amigos. Os escribo estas líneas porque hoy he tenido un mal día. No he podido dormir en toda la noche, mis paranoias me lo impedían. Salgo poco de casa. Podría decir que el CRAP es mi segunda casa. Pero no os aburriré con mis problemas. 

Hoy lo único que me ha relajado y sacado una sonrisa es el recuerdo que tengo de mi infancia de un partido de fútbol en la calle. No en un campo con porterías, nuestras porterías eran las carteras de la escuela. El otro equipo eran los chicos del otro barrio, nos jugábamos la honra de todos que vivíamos en él. El vencedor saltaba y gritaba: ¡marchaos a vuestro barrio!, pero enseguida estábamos quedando para hacer una batalla de tirachinas al día siguiente. Hoy en día no veo niños disfrutando de los juegos en la calle. La mayoría de ellos cuando salen de clase tienen actividades como inglés o pintura, y para terminar el día si se portan bien pueden jugar una hora a la videoconsola. Cómo hemos cambiado... Los niños de antes con nuestras canicas, la colección de cromos, las chapas, el churro va, y las puertas de nuestras casas abiertas. Y no nos olvidemos del palo dulce, el chupa-chus de Collak, Mazinger Z y Espinete. Los chicos de ahora tienen ordenador, móvil y tablet, pero apenas salen de casa. Así son las cosas, todo cambia. Yo me quedo con mi infancia, y ¿tú?

Posdata. No me olvido de Naranjito.

Post by. PJ

5 comentarios:

  1. Que buenos recuerdos para los que tenemos cierta edad. Nos gusta ver que cuando tienes un mal día eres capaz de buscar hasta debajo de las piedras para encontrar algo que te haga sentir mejor. Un saludo y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. ¡Siempre hace delante! Gracias, compañero

      Eliminar
  2. Que buenos recuerdos para los que tenemos cierta edad. Nos gusta ver que cuando tienes un mal día eres capaz de buscar hasta debajo de las piedras para encontrar algo que te haga sentir mejor. Un saludo y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros también nos quedamos con nuestra infancia...
    Jugar con la comba, el fútbol, las canicas, las colecciones de cromos, las chapas, las prendas, al "hay luz", a las películas, a los anuncios...Y volver a casa tarde, cansados y felices!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenos recuerdos... Siempre consiguen sacarnos una sonrisa.

      Eliminar